lunes, 12 de septiembre de 2011

FULL TILT POKER NOTICIAS




Full Tilt Poker ha dado a conocer, en los últimos días, un nuevo comunicado, explicando con algo más de detalle que hasta la fecha, la situación en la que se encuentra la empresa. En realidad, el comunicado hace referencia, principalmente, a los hechos que llevaron a Full Tilt Poker a su situación financiera actual.


Comienzan haciendo un racconto de los robos que sufriera la sala de poker en los meses previos al Black Friday (alrededor de 42 millones de dólares robados por Daniel Tzvetkoff, y, posiblemente, unos 128 millones más robados por varios operadores), y del embargo de dinero que realizara el gobierno de EEUU (unos 115 millones). Explican, luego, que no esperaban que las acciones del gobierno de EEUU afectaran su funcionamiento en todo el mundo. Pero, para tratar de cumplir con todo sus jugadores, están buscando inversores asociados que puedan aportar los fondos necesarios.


En realidad, no hay nada nuevo en esta declaración, más que lo que se sabía hasta ahora. Lo más novedoso parece ser la posible confirmación del cambio de directivos de la empresa. El comunicado de Full Tilt dice, textualmente: “Recientemente hemos contratado un consejero financiero adicional a través de un grupo bancario de inversiones para ayudarnos en nuestra búsqueda de una inyección monetaria y de un nuevo grupo directivo para restablecer nuestra sala y devolver el dinero a los jugadores.”. Si tenemos en cuenta la salida reciente del director de marketing, Lothar Rentschler, y la posible salida de Ray Bitar, este párrafo podría ser la confirmación del cambio de cúpula.


Por otro lado, Jeff Ifrah, abogado de Full Tilt, estuvo respondiendo preguntas en el foro de poker de Two Plus Two. La primera pregunta se refirió, obviamente, a la intención de FT de pagar las deudas con sus jugadores. Ifrah respondió que los esfuerzos por encontrar inversores tienen como objetivo restituir el dinero que se debe a los jugadores de la sala de poker online de todo el mundo. Sobre las posibilidades de que el reintegro se produzca con fondos propios de la empresa, Ifrah dijo que lo veía muy difícil.