miércoles, 2 de mayo de 2012

Full Tilt Nuevo Grupo Bernard Tapie


A finales de abril se confirmó que el acuerdo al que habían llegado el Groupe Bernard Tapie (GBT), Full Tilt Póker (FTP) y el Departamento de Justicia norteamericano (DOJ) para que los inversores franceses tomaran posesión de los activos de la sala había quedado oficialmente roto.
En el anuncio que el Groupe Bernard Tapie hizo llegar a los medios, los Tapie se mostraban remisos a renunciar a su deseo de lanzar una sala de póker online.
“A no ser que se encuentre una solución  concreta y legal en los próximos días para pagar a los jugadores y salvar a los empleados de FTP, pasaremos a nuestro nuevo plan de acción”.

Para Laurent Tapie, “los próximos días” es una expresión que significa mucho menos tiempo que para el resto de los mortales, ya que el propio martes 24 en que se conocía la ruptura del acuerdo, por la mañana, le enviaba a los empleados que ocupan los puestos de mayor responsabilidad en Full Tilt Poker el siguiente correo electrónico, destapado por Diamond Flush Poker.

“Considerando el trabajo que hemos estado realizando juntos para relanzar FTP durante los últimos siete meses, creo que es mi deber informaros de la actual situación y mis planes, antes de dar a conocer un anuncio de prensa en las próximas horas.

El acuerdo con el DOJ está roto, y las negociaciones han terminado...
Según el último informe de XXXX (un empleado relacionado con la sección de finanzas de la empresa), Pocket Kings tiene suficientes fondos para pagar los salarios de abril, pero no los de mayo.

En consecuencia, como alternativa a la compra, le ofrecí a Ray Bitar licenciar los activos de manera temporal, con el fin de relanzar la sala, preservar el valor de los activos y participar en una eventual subasta como postor en el futuro.

Ray necesitaba la aprobación del DOJ para esto. Mi punto de vista acerca de la situación era diferente: pensé que como las compañías estaban claramente en una situación de insolvencia, como su representante legal Ray tendría que haber aceptado inmediatamente esta oferta, que era la única oferta concreta que había para preservar los empleos, el efectivo y el valor de los activos de las compañías. Además, el DOJ no es el dueño de los activos hasta que decida -si es que alguna vez lo hace- embargarlos.

Pero Ray se mantuvo en su posición de que la aprobación del DOJ era imprescindible.
Así que hicimos una oferta al DOJ y pese a nuestros esfuerzos, y sin que me sorprendiera, el DOJ no lo permitió...
Me reuní con Ray el pasado viernes y le sugerí que declarara insolventes las compañías en cada uno de los países en los que se encuentran y que informara a la plantilla de que no podía asegurarles el puesto de trabajo por más tiempo. Considerando que siempre ha considerado necesaria la aprobación del DOJ en los siete meses que llevo observándole no sé si lo haría.



Según las respuestas del autor de la noticia en los comentarios de la fuente original, no sabe de ningún empleado de Pocket Kings que haya aceptado la oferta, y con seguridad no lo han hecho "TODOS", como pedía Tapie.