viernes, 22 de junio de 2012

PokerStars, Full Tilt Poker y WSOP


El futuro del poker online está en manos de dos grandes empresas: PokerStars y Caesars Entertainment.

World Series Of Poker, Full Tilt Poker y Pokerstars son las tres compañías de poker más reconocidas en Estados Unidos, la cuna de las 52 cartas, donde el mercado es más grande y donde más de veinte mil personas se reúnen cada año en Las Vegas para disputar las WSOP.

Cuando en 2006 el mercado estadounidense se “cerró” debido a la UIGEA, muchas salas como PartyPoker, líder indiscutible del mercado en aquella época, abandonaron las Américas y centraron su producto en el resto del mundo, especialmente en Europa.

En ese momento, dos compañías de las que decidieron quedarse pelearon por la hegemonía en la tierra del tío Sam.

Full Tilt Poker tenía una estrategia muy clara: su mercado era el de todos esos jugadores que querían ser el mejor y aunó todos sus esfuerzos en “branding” en transmitir que los mejores jugadores del mundo jugaban en Full Tilt Poker y que en cualquier momento podrías jugar con ellos.

Por otro lado, Pokerstars siguió una línea mucho más casual y decidió invertir en mostrar su producto como uno “amigable”, una sala en la que jugaban estrellas del deporte, famosos, etc. Y además, dirigió gran parte de sus esfuerzos en hacer del European Poker Tour -que poco a poco fue invadiendo Estados Unidos a través del NAPT- su gran bandera para la televisión.

El tercer vértice de este triángulo son las World Series of Poker. Las WSOP lo tenían relativamente sencillo. A través de la modernización de una marca que ya tenía un gran prestigio, la fuerza televisiva de la ESPN y una sala de poker de dinero ficticio se irían posicionando para asaltar el mercado estadounidense cuando el poker online en Estados Unidos se volviese a abrir.
WSOP: punto de encuentro

¿Cómo interactuaban estas tres compañías entre sí? Pues, probablemente, WSOP se llevaba la mejor parte de la “simbiosis”, pues tanto PokerStars como FTP enviaban una horda de jugadores a Las Vegas cada verano, haciendo crecer así el circuito y, por ende, el negocio.

A cambio, Full Tilt Poker y PokerStars obtenían una valiosa captación de un público muy interesante: el jugador que tiene dinero para irse a Las Vegas a jugar torneos de poker en vivo pero que aún no se ha lanzado a jugar al poker online. Además, la exposición de estas dos marcas en la televisión era enorme, pues ambas cerraban contratos con los “November Nine” para que se convirtieran en jugadores representados por la sala y así tener al próximo “campeón del mundo de poker” en sus filas.

Para ver mas sobre este tema visita: http://www.poker-red.com/noticias/pokerstars-full-tilt-poker-y-wsop-triangulo-amor-bizarro