sábado, 21 de julio de 2012

OCTOBER NINE

 

El líder de la mesa final del Main Event WSOP 2012 tiene 24 años, viene de Martha's Vineyard, una pequeña isla en el estado de Massachusetts, en la costa este de Estados Unidos, aunque actualmente reside en Las Vegas y se dedica profesionalmente al poker jugando cash.

Su nick online sería “4jessejames4” y ahora ha firmado un contrato con 888 Poker. En torneos en vivo tiene unas pocas cajitas en Las Vegas. Comenzará la mesa final con un stack de 43.875.000 (73bb).

Conozcámosle un poco mejor gracias a la entrevista que realizó para la web de las WSOP a la finalización de la primera parte del Evento Principal.

En este momento puede que mucha gente no tenga demasiado interés en animar a algún jugador de la mesa final del Main Event WSOP 2012. ¿Por qué crees que deberian seguirte a ti durante la retransmisión?

No estoy muy seguro pero cuando he soñado con esto siempre me he visto como el héroe de la película, no el villano. Después de alcanzar la mesa final mucha gente se acercó y me dijo “No podría haberle pasado a nadie mejor”. No sé si es porque soy simpático, agradable o extrovertido, pero parece que suelo llevarme bien con la gente. Me encantó recibir todo ese apoyo.

La mesa final está marcada por el casi absoluto protagonismo de los jugadores de las barras y las estrellas. Sólo un europeo ha conseguido colarse en la fiesta americana. Se trata del húngaro Andras Koroknai, ganador del WPT L.A. Classic de 2010, que entra segundo en fichas. Así llegarán los nueve jugadores a la mesa final de octubre:

1. Jesse Sylvia – 43.875.000
2. Andras Koroknai – 29.375.000
3. Greg Merson – 28.725.000
4. Russell Thomas – 24.800.000
5. Steven Gee – 16.860.000
6. Michael Esposito – 16.260.000
7. Robert Salaburu – 15.155.000
8. Jacob Balsiger – 13.115.000
9. Jeremy Ausmus – 9.805.000

Las ciegas serán de 150.000/300.000 ante 40.000 y la media está en 21.993.333. En octubre uno de ellos se habrá impuesto a los 6.598 jugadores que abonar los 10.000 dólares de la entrada al torneo. Veremos lo que sucede.